Cómo aprovechar al máximo el tiempo en la sala de espera

Mujer en sala de espera

Lo mismo si es la sala de espera de un dentista, un optometrista, un pediatra o un cirujano, sabemos que el tiempo pasado en una de ellas puede generar sentimientos de tensión y ansiedad. Puede ser difícil priorizar sus pensamientos y emociones mientras espera, y aunque algunas visitas son más tediosas que preocupantes, cada visita puede hacer que se sienta frustrado y agotado. A continuación se presentan algunas sugerencias útiles para aprovechar al máximo su tiempo en la sala de espera.

Cómo reducir el estrés de esperar.

Su tiempo en la sala de espera puede ser para más que una consulta anual con el médico. A veces, las personas soportan largos períodos en la sala de espera para escuchar noticias de amigos y familiares que se someten a un tratamiento médico más extenso. Estos tiempos son extremadamente estresantes, y la sala de espera con sus filas de sillas estrechas, ruidos fuertes y atmósfera tensa solo puede aumentar la sensación de nerviosismo. 

Cuidando de usted

Su tiempo en la sala de espera puede ser para más que una consulta anual con el médico. A veces, las personas soportan largos períodos en la sala de espera para escuchar noticias de amigos y familiares que se someten a un tratamiento médico más extenso. Estos tiempos son extremadamente estresantes, y la sala de espera con sus filas de sillas estrechas, ruidos fuertes y atmósfera tensa solo puede aumentar la sensación de nerviosismo.  Aunque una vigilia en la sala de espera parece la acción necesaria, sepa que puede y debe tomar descansos. Nuestro entorno puede afectar nuestro estrés y bienestar mental directamente, y factores subconscientes pueden afectar enormemente nuestras emociones. The University of Minnesota does a wonderful job of highlighting how stress and the environment directly influence each other . Sepa cuándo es el momento adecuado para salir de las instalaciones y respirar un poco de aire fresco. Es importante recordar que su salud es tan importante como la persona a la que debe apoyar.

Mientras se toma un descanso, tenga en cuenta que el ejercicio ligero puede aumentar sus endorfinas y mejorar su estado de ánimo. No estamos sugiriendo que empiece a hacer abdominales en la sala de espera, pero considere dar un paseo o hacer algunos estiramientos. El ejercicio le brinda claridad mental y le permite procesar sus sentimientos a través de una salida saludable.

Además, considere llevar algunas medidas de salud preventivas. Si bien uno pensaría que un hospital siempre está limpio, las superficies que se usan mucho no siempre se desinfectan. Evite las cosas que se tocan con frecuencia y que no se pueden limpiar, como revistas, máquinas expendedoras, controles remotos o manijas. Lleve un poco de desinfectante para manos, su propio vaso o taza para bebidas y, para pasar un largo tiempo en la sala de espera, sus propios artículos de comodidad como una manta o una almohada para el cuello.

Controle el entorno

Demasiado ruido puede poner nerviosa a cualquier persona. Las salas de espera y las instalaciones médicas tienden a ser abrumadoras porque es una desviación de nuestra rutina normal. Lleve unos audífonos e sumérjase en algo que lo aleje del lugar donde está. Puede ser música que le guste, un podcast favorito, una aplicación de meditación o un servicio de streaming en su teléfono. Vaya preparado y planifique adecuadamente antes de su visita.

La sobrecarga sensorial no siempre se presenta en forma de ruido. Nuestros ojos pueden verse afectados de manera similar por la sobreestimulación, y es importante tener en cuenta eso también. Lleve consigo un buen libro, un diario o incluso un pequeño proyecto para mantenerse ocupado. Estas herramientas también pueden servir para otro propósito; proporcionando una sensación de desapego de los demás. Cada persona en la sala de espera está ahí para su propio propósito, y así como el sonido y las imágenes pueden abrumarnos, también pueden hacerlo las emociones de otras personas. Los seres humanos están muy en sintonía con cómo se sienten sus congéneres, y aunque esto es algo inherentemente bueno, también puede tener el efecto de abrumarle con la carga del dolor o la frustración de otras personas.

Los niños son muy perceptivos con su entorno, especialmente cuando lo desconocen. Si tiene niños con usted, deles algo con lo que estén familiarizados, que ocupe su atención. Las actividades tranquilas o los juguetes son la mejor opción, pero si tiene audífonos y dispositivos móviles con juegos o videos interactivos, eso puede hacer que su hijo sienta como si el entorno se desvaneciera a un segundo plano.

Use el tiempo de inactividad para ser productivo

Con suerte, la mayoría de sus visitas a una sala de espera son por motivos de chequeos o exámenes anuales. Si bien es un inconveniente para un horario diario, el tiempo que se pasa en una sala de espera se puede convertir fácilmente en tiempo que se dedica a ocuparse de tareas para las que de otro modo no tendría tiempo.

La suerte favorece a los preparados

Lo más obvio que puede hacer cuando llega a la sala de espera con tiempo en sus manos es actualizar su información de contacto y formularios de salud previos. Visite la recepción para asegurarse de que toda la información que tienen archivada para usted esté actualizada.

Otro consejo útil para mantenerse productivo es escribir una lista de preguntas que tenga para su médico. A menudo, es fácil entrar al consultorio del médico y olvidar todo lo que tenía preparado y salir sintiéndose como si se le hubiera olvidado algo. Escribir preguntas y notas sobre el motivo de su visita también le da permanencia a las preguntas que pudiera darle vergüenza hacer. Tenerlas escritas podría darle el valor de mencionarlas y garantizar que su médico pueda brindar un diagnóstico preciso y completo.

Dependiendo de la cita, esta visita al médico podría ser la primera de varias. Tómese este tiempo para organizar su calendario, ya sea en su teléfono o en su agenda. Consulte con el asistente en la recepción para asegurarse de tener todas las fechas y horas correctas, y si hay tiempo adicional, arregle también algunas de las tareas no médicas en su agenda.

Pequeñas tareas, gran impacto

Para algunos, el tiempo que pasan en una sala de espera o en el área de recepción puede parecer poco. Diez o quince minutos pueden ser la cantidad de tiempo adecuada para completar algunas tareas pequeñas que no dependen del lugar donde esté. Aquí hay algunos elementos en su lista de tareas diarias que puede completar, todo desde la comodidad de la silla de su sala de espera:

  1. Plan your meals for the week: If you’ve considered meal-prepping and planning before, but need a place to get started, this guide from The Kitchn has some great suggestions and tips . Incluso tenemos algunos consejos propios de Bright Health para planificar desayunos fáciles para llevar.
  2. De-clutter your smartphone: Our smartphones and devices are a hotbed of distraction and clutter. Las fotos que no necesitamos, las promociones por correo electrónico que no hemos revisado en meses y el aluvión constante de notificaciones son solo el comienzo. Tómese el tiempo para organizar su teléfono, de modo que cuando necesite algo le sea fácil de encontrar y pueda volver a disfrutar de la vida en su momento. This article by Consumer Reports  has step-by-step instructions on how to kiss digital overload goodbye.
  3. Learn a skill or research something you’ve had on your mind: Picking up an entirely new skill can seem daunting, but any interest or passion can be ignited with 10 simple minutes. No tiene por qué ser algo complejo como aprender un nuevo idioma o una nueva técnica de elaboración, pero estos 10 minutos sin duda podrían ser el catalizador de algunas habilidades más difíciles de dominar. Si una habilidad parece una tarea demasiado grande, ¿por qué no canalizar ese interés en aprender algo nuevo? Busque en las fuentes de noticias locales, mire algunos videos instructivos o tómese un tiempo para sumergirse en una búsqueda de Google que algo que ha tenido en mente durante algún tiempo.
  4. Make a quick list of things to accomplish for the next day: Prioritization is key to stress-reduction. Convierta lo que podrían haber sido 15 minutos de espera tediosa en una cruzada activa contra la laboriosa planificación diaria. Ya sea en una nota adhesiva, en una agenda o en su teléfono, haga una lista simple de tareas pendientes y clasifíquelas por categoría: Personal, Familia, Trabajo o Hogar. Luego, asigne números a cada tarea según su nivel de importancia y el tiempo que tomará completarlas.

Author: Chris Todd

12 de julio de 2018